www.ortosanitas.es

 

    Buscar:          
 
 
Inicio   |  Catalogo   |  Condiciones de venta   |  Contactenos   |   Mapa del sitio    
   El carrito esta vacio
     · Ver carrito     · Finalizar Pedido            

Ver todos los Fabricantes...

Listado completo de Ofertas...

Qué son las Escaras o Úlceras por Presión?

¿Qué son las escaras?

Las escaras son lesiones en la piel que se desarrollan cuando un tejido blando es comprimido entre una prominencia ósea y una superficie externa por un período prolongado de tiempo.
Esto compromete la circulación sanguínea de la zona, con el consiguiente daño en los tejidos, favoreciendo de éste modo la infección.
Los pacientes que no son movilizados convenientemente desarrollan úlceras por decúbito, y las áreas más vulnerables son los tejidos que se encuentran sobre las prominencias óseas.


RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DE ESCARAS

Medidas Preventivas


· Mantener la piel limpia, seca, libre de presiones o roces.
· Las ropas de cama y personales deben estar limpias, secas, sin arrugas o dobleces y sin migajas.
· Estimular la circulación periférica por medio de ligeros masajes o fricciones emolientes ( evitar el alcohol o talco que resecan la piel y tapan los poros).
· Rotar al paciente, como mínimo cada dos horas.
· Colocar y retirar con cuidado la chata.
· Vigilar la piel de aquellos lugares que sufren prisión o roce de aparatos, vendajes y yesos.
· Aliviar las fusiones con dispositivos o elementos protectores ( aros de goma, aros y almohadillas de algodón, colchones de aire o agua, toallas o compresas dobladas, etc.).


ZONAS FRECUENTEMENTE AFECTADAS.

Las regiones del cuerpo donde se puden producir úlceras son aquellas donde existen prominencias óseas.

1- Sacro.2- Coxales. 
3- Columna vertebral. 7- Rodillas y Tobillos.
4- Omóplatos. 8- Pliegues submamarios, 
abdominales, inguinales. 
5- Codos y Talones. 9- Occipital, Pómulos y orejas.
6- Hombros. 10- Dorso y Dedos de los Pies.
11- Dorso y Dedos de las manos.

¿Cómo se clasifican las úlceras?

Existe una clasificación diagnóstica de las úlceras por decúbito según su severidad.

GRADO I
Limitada a las capas superficiales de la piel, se manifiesta a través de enrojecimiento y no está rota la barrera cutánea y se mantiene la integridad de la piel.
GRADO II
Afecta a las capas superficiales de la piel y se prolonga a la primera porción del tejido graso subyacente, y se manifiesta con erosiones, ampollas y/o desgarros superficiales.
GRADO III
Se extiende más profundamente a través de estructuras superficiales, afecta a la grasa subcutánea, produciendo necrosis del tejido comprometido y alcanza, pero sin llegar a comprometer, los músculos.
GRADO IV
Destrucción de todo el tejido blando desde la piel hacia el hueso, el nivel de ulceración llega a músculo, hueso, articulaciones, cavidades orgánicas adyacentes y estructuras de sostén. 
El tratamiento puede ser preventivo o curativo.

¿Cómo se tratan las úlceras por presion?


1-Preventivo


Lo más importante frente a las úlceras por presión es intentar prevenirlas. Es la clave de este tema, dados los inmensos daños que puede provocar una escara, sobretodo cuando es de los grados 3 o 4. Lo mejor es evitar que esta se produzca o en el peor de los casos, impedir que progrese a niveles de mayor gravedad.Para lo anterior se recomienda considerar los siguientes elementos:

Identificar personas con factores de riesgo: Inmovilización, mala nutrición, incontinencia fecal y urinaria y disminución del grado de conciencia (estupor, obnubilación, coma).
Vigilancia estricta a pacientes con alto riesgo: exploración física dirigida y palpación de zonas susceptibles, realizadas idealmente por el médico o por la enfermera.
Medidas específicas:
Cambio de posición cada 2 horas.
Levantar diariamente al paciente.
Higiene de la piel.
Hidratación, lubricación y masaje circular de la piel.
Evaluar la tolerancia de tejido a la presión.
Uso de equipos de dispersión de presión: colchón de presión alterna, almohadones, férulas de espuma, bolsas de agua.
Educación al personal sanitario, a la familia y al propio paciente.
Detección, prevención y tratamiento de factores predisponentes.

2-Curativo


Tratamiento de úlceras grado I: Sólo requiere del manejo de las medidas preventivas
Tratamiento de úlceras grado II: Al manejo preventivo se debe agregar el aseo constante de la zona lesionada, habitualmente con suero salino salino, así como la aspiración de la ampolla. Se utilizan algunas sustancias que colaboran con la limpieza y con la velocidad de cicatrización de la herida, conocidos como apósitos hidrocoloides, que requieren un manejo especializado por parte del médico y personal de enfermería.
Tratamiento de úlceras grado III y IV:
Limpieza: Las úlceras por presión cicatrizan mejor cuando están limpias, pudiéndose realizar lavado con suero fisiológico hasta que la herida esté limpia.
Proteger de la infección.
a. Control con cultivos: las úlceras por presión por lo general son colonizadas por bacterias y el médico puede recomendar en ocasiones, obtener una muestra por aspiración mediante aguja o biopsia del tejido.
b. Tratamiento sistémico con antibióticos según corresponda si el paciente presenta bacteriemia, sepsis, celulitis avanzadas u osteomielitis.
c. Higiene adecuada de la piel del paciente.
Eliminación del tejido desvitalizado: Para ayudar a cicatrizar las úlceras se necesitará eliminar el tejido necrótico, existiendo dos métodos, ya sea por métodos químicos utilizando enzimas, o por medios quirúrgicos empleando el bisturí.
Favorecer la cicatrización: Para ello se utilizan gasas empapadas en suero o las ya mencionada espumas hidrocoloides.
Curas periódicas: Inicialmente y en condiciones ideales, una por día en úlceras grado II. Dos curaciones por día en úlceras grado III y IV en heridas con gran cantidad de exudado. El uso de apósito hidrocoloides esta dado para heridas no infectadas.


PUNTOS A TENER EN CUENTA.


- Al evitar las lesiones de la piel sana se evitan las infecciones secundarias concomitantes.
- Las lesiones de piel deben ser consideradas potencialmente infecciosas y tratadas como tales.
- En los pacientes con incontinencia de esfínteras es fundamental una higiene adecuada, dado que la infección (como resultado de la piel comprimida y/o mal irrigada) se vé agravada por el contacto con la orina y materia fecal.
- La úlcera debe ser limpiada diariamente para prevenir la sepsis y estimular la regeneración del epitelio.

Cargando...